Montessori 

​

En Merkaz adoptamos la filosofía Montessori no solo como pedagogía y metodología de trabajo, sino también como forma de vida, ya que favorece el desarrollo del niño como constructor del hombre, pues es durante la infancia y la niñez que habilita todas sus potencialidades humanas.

 

A través de esta filosofía, día con día se cultivan la libre elección y la independencia, indispensables ambas para la formación de generaciones que puedan comprometerse con una visión cósmica, donde la interrelación, la interdependencia y el bienestar de los otros, son también los propios. 

 

NIVELES EDUCATIVOS

 

Comunidad Infantil

 

Los primeros años en la vida de un niño son los más importantes desde el desarrollo físico y psíquico.

 

Lo integran los niños que van de un año a los 3 años de edad, es la etapa de la construcción creadora, los niños absorben el conocimiento mediante la exploración de su medio, logrando con esto que adquiera las bases para su desarrollo.

El ambiente de comunidad infantil está integrado por diferentes áreas:

 

  • Vida práctica.

  • Expresión y lenguaje

  • Sensorial

 

Casa de los Niños

 

Lo integran niños de 3 a 6 años. Constituye un todo en donde se forma la base de la vida del niño. Es un medio que ofrece la oportunidad natural para realizar actividades de la vida diaria, y aprender más que la tarea en sí. De esta manera, cada niño aprende a hacer las labores por sí mismo.

 

La Casa de los Niños cuenta con cuatro áreas de trabajo:

 

  • Vida Práctica

  • Sensorial

  • Lenguaje

  • Matemáticas

 

El niño de 3 a 6 años se encuentra en un periodo apto para tales áreas y, al realizarlos, completa su orientación en el ambiente, mejora el control de su cuerpo, aprende a adaptarse y a ser independiente, a cultivar el contacto con los demás y se prepara para posteriores adquisiciones.

 

Taller I y II

 

Llamamos Taller I al nivel que abarca de los 6 a los 9 años, y Taller II de los 9 a los 12 años. Con el transcurrir del tiempo, observamos que el niño de Casa de los Niños ya es demasiado grande para el espacio en el que empezó. El orden adquirido ya no basta. Ahora busca un compañero con quien trabajar y necesita fronteras más lejanas para desarrollar sus experiencias sociales.

 

En Taller observamos que niño que es ya un miembro individual del grupo en que vive, empezará a participar en la vida social que está fuera de su unidad familiar. Vemos que se compara con sus compañeros, no para competir, sino para tener un conocimiento mayor de sí mismo y acerca de sus fuerzas y sus habilidades. Es entonces cuando debemos continuar alimentando su búsqueda de aprendizaje y crecimiento.

 

De igual forma, incentivamos la creatividad y el mantener un espíritu curioso con procesos artísticos y recreativos en las diferentes etapas de desarrollo.

 

1/2